18 mayo 2006

Energías alternativas

Como lo prometido es deuda, os propongo una reflexión sobre la necesidad de las energías alternativas. Probablemente es este uno de los temas de los que más se habla actualmente, sin duda a la luz de la tremenda escalada del precio del petróleo (ultimos 60 años / últimos meses).

La mayor parte de los analistas internacionales coinciden en señalar que nos encontramos ante un punto de inflexión. Aunque se ha indicado que las economías occidentales podrían aguantar un precio máximo entorno a los 100$ por barril Brent parece descabellado imaginar los costes que tal precio podría suponer, y la tremenda crisis económica que de esto derivaría.

Hace unos meses, G. Bush sorprendió al mundo al decir America is addict to oil (América es adicta al petróleo), más si se tiene en cuenta su tremenda vinculación con el lobbie petrolífero de los Estados Unidos. Es obvio que la situación es excesiva incluso para él. En Europa hemos sentido menos los costes, ya que la fortaleza del Euro facilita que se produzca una relación de intercambio favorable, pero incluso así nadie duda que esta situación debe terminar.

La gran alternativa que se maneja respecto al crudo es el hidrógeno, sobre el que se ha afirmado que es la energía del futuro, que es una fuente inacabable por su abundancia en la naturaleza y que tiene unas capacidades de producción energética enormes. Actualmente pero, la tecnología del hidrógeno se encuentra en una fase intermedia de desarrollo.

Existen marcas que ya ofrecen motores híbridos, que combinan las dos energías, e incluso algunos motores que funcionan exclusivamente con hidrógeno, como BMW que ha lanzado recientemente el primer vehículo a hidrógeno producido en serie.

La gran pregunta es pues, cuanto tiempo vamos a tardar en imponer el hidrógeno de manera generalizada. La respuesta, por desgracia es "mucho".

Hay que fijarse pues en otras energías alternativas. España es líder mundial en la energía eólica: barata, inacabable y limpia, es una solución que podría tener grandes posibilidades a medio plazo, si se produjese una verdadera voluntad política de promocionarla. Hay pero, muchas otras posibilidades: la energía solar está ampliamente desaprovechada, al igual que las corrientes marinas o la geotérmica, que son posibilidades reales hoy en día, y en las que este Estado dispone de enormes capacidades.

Hay que cambiar el chip, lograr la conscienciación de la población y la implicación de las empresas. Sabemos que esto es muy complicado. ¿Debe ser entonces el Estado quién tome la palabra?

-Por cierto, les recomiendo leer el comentario a este post de mi buen amigo Joan, como siempre, es de una lucidez y acierto total. No puedo hacer más que felicitarle por su intervención.

6 comentarios:

joan dijo...

Sobre los famosos $100 por barril...

Cuando comparamos la evolución de los precios del petróleo a menudo lo hacemos sin tener en cuenta los ajustes necesarios para corregir el efecto de la inflación. Hablando en terminos reales la actual escalada de precios del petroleo queda "lejos" de las que se produjeron en los 70. Y es en ese contexto que se estima que a precios actuales "deberiamos" llegar a $100/barril para poder compararlo con crisis anteriores.

Sin embargo, la subida del precio del petroleo (aunque solo sea de forma nominal) afecta a las expectativas de consumidores y empresarios (gente "común" que no piensa en términos reales) y dado el poder multiplicador de la inflación que tienen los combustibles eso si supone grandes riesgos para las economías occidentales a corto plazo.

Sobre el Euro y el petróleo...

Frecuentemente se dice que la actual fortaleza del Euro respecto el dólar ayuda a paliar los efectos de un aumento de precios del petroleo. Si bién eso es cierto, se debe tener en cuenta que el hecho de que el petróleo se negocie en dólares (algunos países exportadores de petroleo ya han expresado la posibilidad de negociar sus exportaciones en euros...) es uno de los factores que mantiene el valor del dólar ante su tan esperada (por los economistas)depreciación. La fragilidad del crecimiento económico europeo por otro lado hace temer que una devaluación del dólar dañe la incipiente recuperación económica con lo que la relación euro-dólar se encuentra ahora mismo en un "equilibrio" muy precario.

Además hay otros componentes diferenciados entre EEUU y la UE como es una mayor eficiéncia energética y una menor dependéncia energética del petróleo (y más en concreto del petróleo OPEP).

Sobre España y las energías alternativas...

Es evidente que el estado tiene algunas responsabilidad al respecto sin emabrgo la producción "en masa" de energía solar y eólica presenta grandes restos (producen grandes picos de energía pero no un flujo constante y estable de energía) ya que se debe adaptar la red energética para poder absorver esa producción cuando se produzcan y para cubrir los déficits en los momentos de no-producción. Y por desgracia esa reestructuración del mercado de energía no se esta produciendo.

Juanjo dijo...

Como siempre, amigo Joan, si se habla de economía o ecología, no se puede hacer nada más que prestar atención a tus palabras. ;)

Anónimo dijo...

Well done!
[url=http://hogcyduk.com/ebhz/efdu.html]My homepage[/url] | [url=http://cybwxbmc.com/ydiv/ygsm.html]Cool site[/url]

Anónimo dijo...

Good design!
My homepage | Please visit

Anónimo dijo...

Well done!
http://hogcyduk.com/ebhz/efdu.html | http://iplfltoh.com/sdmx/eaib.html

ROADHOG dijo...

Muy pronto tenemos que empezar a preocuparnos en el futuro del petroleo en nuestro planeta...www.unaesperanzanueva.blogspot.com